sábado, 17 de octubre de 2015

Piedras


La niñez es una piedra:
vale para romper nueces 
en el patio del colegio,
vale para correr y gritar
la alegría del recreo.

Hay piedras que dicen:
- mi casa se llenó de agua
- mi prima casi se cae el bote cuando nos rescataban.
Otras parecen que una piedra más grande, fea y pesada
les ha golpeado: 
- me duele el estómago
- ya no tengo casa.

Las piedras no deberían
dejar de ser piedras,
las piedras no deberían 
dejar de partir nueces,
correr sin medida,
sudar alegría.
eso no vale. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada