jueves, 30 de enero de 2014

Expatriados

Nos llaman expatriados.
Nos definen culo inquieto desde su sillón acolchado,
desde un púlpito sucio y quebrado
por los votos del miedo, el fracaso y la ignorancia.

Nos deciden despañolizados.

Nos roban la salud, 
nos pisan el cuello,
nos cortan las manos,
destiñen nuestro pelo.

Nos dividen,
ganaron. 

2 comentarios:

  1. Gran plasmación de la realidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. La partida sigue su curso,
    es pronto para anticipar
    cuál será el
    resultado...

    ResponderEliminar