sábado, 30 de mayo de 2015

Por encargo

El amor no se hace por encargo,
ni el mar acaricia la arena con sus olas,
ni tus besos me llegan a los labios,
ni tu pelo se enreda en mis manos.

Pero vienes y me pides cuarto y mitad
de mis sueños y mi sonrisa,
pero vienes y me miras sin prisa,
y te sirvo lo que quieras,
y te hago lo que pidas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada