sábado, 27 de junio de 2015

Geometría femenina

No se acaba la palabra,
no se acaban las conjunciones,
yuxtaposiciones y metáforas.
Son las manos femeninas,
son sus voces, sus piernas 
y sus melenas.
Es la poesía,
balsa de salvamento 
que recoge -siempre valiente- 
la pluma, el dedo, la mano.
Por eso, por suerte,
no se acaba la palabra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada