lunes, 3 de junio de 2013

Desde los tejados












Desde tu tejado
ves el viejo mundo
unas veces oscuro,
otras iluminado.
Desde tu terraza
a salvo del viento,
del sol resguardado,
controlas un futuro
sin inversiones de riesgo,
te aferras a un pasado
insulso y desnatado.
Desde tu azotea
comentas los diarios,
arengas a las masas,
defiendes tu ideario.
Desde tu estrado
repites un discurso
que tú no has diseñado,
te crees unas palabras
lavadas en caliente,
colgadas del tendal
más viejo del tejado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada