jueves, 31 de enero de 2013

Espacio y tiempo











Grapa tu tiempo y el mío
en un plano infinito,
que los días a tu lado
son menos lunes
y más sábado,
que cada viaje sea
el penúltimo que hagamos.

miércoles, 30 de enero de 2013

Patria prestada













Memoria sembrada de voces,
hierba brillante, verde hipnótico.

Cuando la lluvia cesó
el río se extendía bravo,
el sol llamaba a la puerta
de los días previos,
de las tardes largas,
terraza y cerveza espumada.

Así me recibes, alegre,
sin pensarlo, sin planearlo,
con la certeza de que me harás
feliz, dichosa, primaveral,
con la palabra correcta,
el momento fugaz,
la tierra mojada,
la patria prestada.

martes, 29 de enero de 2013

Razón aquí













Se busca golpe de suerte
de tamaño medio tirando a grande, 
se busca bocanada de aire,
aliento fresco, brisa de mar.

Se busca casa en la playa
despacho luminoso al sur,
se busca jardín hermoso
al norte árboles frondosos.

Se busca vida nueva
bagaje de serie incluido,
se busca golpe de suerte,
se busca suerte mayor.

lunes, 28 de enero de 2013

Poetry













Mira, observa, siente,
si es que puedes,
si es que el dolor 
-contenido-
te lo consiente. 

El pudor no es
tu culpa, 
no es tu defecto.
Tu pasado lastre 
pesado, tu futuro
un río helado.

Recuerda que escribir 
poesía no es tan difícil,
que lo duro es el paso
previo, el momento tan
temido, es mirar a
la manzana antes de
que se convierta en
olvido.

domingo, 27 de enero de 2013

Tiempo retado













Tic

tac

tic

tac.

Crecieron los segundos 
y el mundo pareció más
limpio, -menos aburrido-,
con ansias de ansiar
quise un reloj nuevo,
puse a prueba mi cuerpo,
porque podía, sin miedo.

Tic

tac

tic

tac.


Dame tiempo. 


sábado, 26 de enero de 2013

Herland, a pesar del olvido


Quise leer un libro, un viejo libro. Llevaba doce años esperando en distintas estanterías. Siempre vino conmigo, de aquí para allá, en silencio, como amigo fiel, sin decir nada, sin hablar nada más que todo lo que su portada me hacía recordar, ese asunto pendiente entre él y yo. No era poco.

Más de una vez sentí vergüenza, vergüenza de haber aparcado mis proyectos, vergüenza de haberme apartado del camino que me había trazado minuciosamente, vergüenza de ni siquiera haber pasado del primer capítulo. Por eso, en muchas ocasiones, cuando pasaba cerca de él, esquivaba su mirada, sus miradas, me sentía incapaz de enfrentarme a ellas. Me daba tanta vergüenza.

Hoy quise volver a abrirlo, quise reabrir la carpeta de proyectos incompletos. Me acerqué a él, en realidad era ella, eran todas ellas, creo que alguna esbozó una sonrisa. Repasé sus páginas y una extraña sensación me invadió al ver las notas que había escritas en los márgenes, pequeños recordatorios futuros casi borrados, llamadas de atención en post-its gastados por el tiempo y polvo, mucho polvo. 

El polvo se metió en mis manos, atacó a mi garganta e irritó mis ojos. El polvo fue cruel abogado defensor del tiempo malgastado. Luché contra él, hice nuevas notas, repasé las antiguas, reviví la emoción de la historia que había elegido, me encontré adentrándome en Herland de nuevo, a través de la hermosa espesura, del río teñido de azul y rojo. Volví a ser polizonte, navegante, científica, millonaria aventurera. A pesar de los años, a pesar de la vergüenza, a pesar del polvo.

viernes, 25 de enero de 2013

Tashiro











Cuando me jubile
-si eso sucede alguna vez-
quiero ir a Tashiro, 
así podré convertirme
en gata tricolor,
gata de mar, 
gata de manada,
gata libre en isla
inundada, isla
salvada, isla 
cubierta de color 
plata, isla
protectora, isla
felina, isla de 
Jack, de oreja
caída.

jueves, 24 de enero de 2013

Adelante












Cuando avanzar implica
retroceder,
cuando retroceder significa 
remontar,
retrocedo y remonto, 
cojo aire e impulso,
                                        avanzo.


miércoles, 23 de enero de 2013

Despiertos


Si sigo soñando despierta
me caigo de sueño,
desciendo -veloz-
en brazos de destino 
intenso,
curioso,
maestro.

Si sigo soñando despierta
me pierdo la vida,
me olvido -mejor-
de días de hastío 
eterno,
maldito,
sombrío.

Seguid despiertos,
que yo seguiré soñando,
con los ojos abiertos.








martes, 22 de enero de 2013

Registro

















Señor del registro:
por sus manos pasan 
miedos y sueños,
trátelos bien, 
con esmero.

Cuando vuelva a casa
recuerde aquel papel
con nombres y apellidos,
portador de futuro,
transmisor con permiso.

Que no caiga en olvido,
que no pierda su sino,
recuerde los nervios
recuerde las firmas,
señor del registro.

lunes, 21 de enero de 2013

La riada










Cuando el río suena,
sus razones tiene.

Hoy va cargado,
rebosante,
exuberante,
preñado de 
voces roncas,
contagiado de
la lluvia de ayer.

Como el río ruge,
cuando el viento grita,
su caudal colmado
de días y prisa.

domingo, 20 de enero de 2013

Demasiado domingo













Hoy, domingo como todos los domingos, 
es más domingo que nunca, 
poque llueve, llueve a mares.

Los gatos se esconden bajo
los coches, -mientras- yo me
refugio bajo una manta 
tan dominical que parece
que el lunes va a llegar antes.

¿Dónde quedó el sábado?
¿Por qué te lo llevaste?
No lo vuelvas a hacer, 
-por mucho domingo que seas-.

Pero, ya que estás, 
dame ese paquete de palomitas
y pon la película que llevo toda 
la semana esperando ver,
compórtate como tal,
sé domingo, sin ser.


sábado, 19 de enero de 2013

Testigo y partícipe


Hoy me he acordado de ti, querido Allen Ginsberg. Después de publicar mi último poema he quedado insatisfecha. He mirado a mi copia de Howl -siempre en la mesita de noche- y he pensado que quizás querrías venir conmigo a dar un paseo con el perro, y así hablar de cuánto han cambiado los tiempos, de cómo me siento testigo y partícipe.

Estoy viendo a las mejores mentes de mi generación trabajar por un sueldo mediocre para pagar una hipoteca de 40m2. 

Estoy viendo cómo pierden su casa y tienen que seguir pagando hasta que todavía no les haya llegado  la edad de jubilación. 

Estoy viendo a gente sin trabajo, sin subsidio de desempleo, sin futuro próximo.

Estoy viendo a las generaciones más preparadas de nuestra historia buscar la puerta de embarque y marcharse, como en los años en los que este país era menos libre.

Estoy viendo cómo la precariedad se hace la dueña de nuestras vidas. Nosotros que tuvimos todo lo que nuestros padres no pudieron tener. Nosotros que tuvimos todo lo que nuestros hijos nunca tendrán. 

Estoy viendo la rabia, la indignación, las calles llenas, las plazas hirviendo.

Estoy viendo las cuentas en paraísos fiscales, los pacientes sin atención, los áticos en Marbella, los colegios sin calefacción.

Te he visto, querido Allen Ginsberg, aullando entre la locura, histérico, desnudo. Te he visto buscando un rincón oscuro para amar; te he visto rondar a Jack esperando ser correspondido; te he visto correr con Cassady por Denver.

Dime, tú que viste a Walt Whitman y a Lorca; cómo hiciste para no caer en la desesperación de una generación perdida, aconséjame; porque yo también tengo la sensación de haberlo dado todo y ahora no ser nada.

Dime si es esto es suficiente; si la sintáxis, la gramática, la metáfora son suficiente. Porque este país hoy no lo es. O más bien es demasiado. Así que me agarro a esto, querido Allen, porque ahora mismo es lo más sagrado que tengo. Holly


viernes, 18 de enero de 2013

Tuitpoema #7 @_AlwaysCandy










Por ser persona,
vivir en España 
-palabra que me cuesta 
pronunciar
sin ganas de llorar-,
por ser bajita y
no llegar bien a
algunos armarios 
-ni a la vida en
general-,
por comer alcachofas,
y detestar la remolacha,
por escribir sin rima,
por no gastar los lápices 
-sólo escribo en digital-,
por querer que la vida
sea más justa,
pedir un referéndum 
de autodeterminación 
de la mediocridad,
el pesimismo y
la miseria, 
por todo eso
-y más-
me siento
-y pienso-
que pertenezco a una
minoría 
no reconocida. 


jueves, 17 de enero de 2013

Acción - Reacción















Por cada golpe que me
dais, por cada no 
recibido, levanto la 
cabeza, -aunque empujen-,
pataleo con la pierna 
izquierda, -zapateo-,
pues no me importan
los desplantes, no me
asusta el desagravio.

Con todo me levanto,
me sacudo la paliza,
los insultos, me pongo 
una sonrisa, y vuelvo a
caminar, a dudar, a
existir, vuelvo a 
recordaros que por
cada golpe que me
dais, yo escribo dos
poemas.


miércoles, 16 de enero de 2013

Excesos













Últimamente reflexiono en
exceso, y el exceso me 
flexiona.

Últimamente grito
bajito, me contengo
las ganas, en exceso.

Últimamente no 
ronroneo, y eso,
os aseguro, no es
bueno, en exceso.



martes, 15 de enero de 2013

Tierra hostil


Mi pueblo hace frontera con tierra hostil. En esa tierra la gente te mira mal cuando paseas al perro y algunos incluso se apartan para no pasar cerca de ti. En ocasiones, he llegado a sentir la mirada penetrante de alguien en mi cogote. No me gusta ese lugar. 

No me gusta, pero voy. Porque creo que tengo que ir, tengo que hacerles ver que no es tan difícil, que podríamos llevarnos bien. Todavía no entiendo cómo no son capaces de sonreír al ver la mirada de mi perro,  que se para esperando un saludo y les reclama desde abajo con las orejas tiesas como antenas. 

No me gusta, y creo que nunca me gustará, saber que siempre hay un lugar al otro lado de la frontera con gente dispuesta a no entenderse contigo. Un lugar donde la sonrisa está prohibida y ser solidario se considera un error. Un lugar donde la gente no saluda a los perros.

lunes, 14 de enero de 2013

Áspera voz















Para que yo me llame
Lola, tuve que leer a
Ángel González, 
tuve que sentir el 
áspero mundo en mis
manos, tuve que 
escribir poemas.

domingo, 13 de enero de 2013

Nota sin título



















Estoy en blanco
-confieso-
sortear este momento
saltar esta barrera
esquivar este miedo 
ganar esta carrera
quisiera, 
pero mis manos
siguen paralizadas, 
atadas,
congeladas, 
y uso un sacacorchos 
desatasco, descarto,
lucho contra el vacío,
estoy en blanco
o tirando a gris claro.




sábado, 12 de enero de 2013

Falta de sueño













Mañana dormiré la
siesta del futuro 
-esa que sabe bien-
en una cama de mar,
arena y sol.

Mañana dormiré el
cansancio de vida
-ya me cansa-
en un sofá de amigos,
cerveza y calor.

Mañana dormiré el
sueño de mis sueños
-tan profundo-
en una alfombra de magia,
voladora, sin dolor.

viernes, 11 de enero de 2013

Tuitpoema #6 @revistamongolia














Creo que me dejé un grifo
abierto, 
gota
gota
gota,
cae
golpea
tintinea,
como este dolor de
cervicales,
como esta sensación de
hartazgo,
como el poso de esta 
copa
-de vino-,
creo que me dejé un grifo 
abierto,
creo que me dejé la 
vida.

jueves, 10 de enero de 2013

Soy un saco de boxeo















Soy el saco de boxeo,
me llegan por todos lados, 
de varios colores
-intensidad-. 
Y duelen, 
golpes bajos, 
golpes secos, 
golpes, 
golpes, 
golpes, 
golpes, 
golpes, 
golpes. 

Juro que no puse 
la otra mejilla, 
juro que he intentado 
escapar, 
a gatas, 
reptando, 
arrastrándome. 

Pero soy un saco,
estoy atado.

miércoles, 9 de enero de 2013

Le vernis 159 Fire













Pincel que acaricias
-placer que me regalo-
que vistes mis
manos, 
que engalanas
como un guante de
seda, como una mujer
ruborizada, valiente,
que abre sus
alas.


martes, 8 de enero de 2013

Niebla










Cuando la niebla se come la calles,
se mete en tu espalda,
cincela tus huesos,
caminas buscando la cálida columna
-calor de invierno-
expiras frío, inspiras sueños. 

Cuando la niebla levanta el vuelo,
se queda el agua,
moja tus pasos,
levantas la mirada cientos de metros
-luz de invierno-
cuentas pájaros, ves el cielo.

lunes, 7 de enero de 2013

Reiniciar










Pulsaste el botón,
siempre dicen que
hay que 
presionarlo
cuando el sistema no 
responde.

Y el sistema
respondió, y te 
preguntaste 
por 
qué
no lo habías hecho
antes.

Abriste Photoshop
retocaste un par de 
fotos
-sobreexpusiste-
era
inevitable.

Guardaste los 
cambios, con copia de 
seguridad, sabiendo
que si fuera 
necesario
volverías a hacerlo,
volverías a pulsar el
botón.

Reset.



domingo, 6 de enero de 2013

Nostalgia de la buena



Hace unos años paseaba en bici por el Lago Michigan. La carretera era suave y cómoda. Las gaviotas tomaban la playa, siempre he pensado que la playa es de las gaviotas y los demás somos meros ocupas. Me dirigía hacia el faro, rojo, recibidor, acogedor. Pensaba que el camino no tenía fin, que podía ir donde quisiera, sin miedos, sin fronteras. 

Hoy me invade la nostalgia, pero no es una nostalgia dañina, de esas que te hacen encoger en la cama y te cierran los ojos de lo mucho que te pesan los párpados. Es una nostalgia distinta, que acaricia, que se acerca como un amigo que te invita a tomar un café para charlar, como las olas -pequeñas- que acarician tus pies mientras caminas por la orilla. 

Hoy me invaden los recuerdos, me tiran del pelo, me dan un toquecito en el hombro.  Vienen a decirme que no me rinda, vienen a recordarme que recordar no siempre es malo, que coja la bici, que pasee por el lago, que me dirija al faro. 


sábado, 5 de enero de 2013

Viernes noche













Encendimos la noche
hablando de 
Chicago, 
San Francisco, 
Nueva York,
Seattle.

Prendimos la llama
del futuro 
con una cerilla,
despacio,
con cuidado,
urgencia.

Alumbramos el sueño,
nuestro sueño,
con recuerdos,
retales,
pedacitos,
proyectos.

Quisimos pensar que
nosotros también,
nosotros además,
podemos llegar
lejos,
más allá.

viernes, 4 de enero de 2013

Necesidades














Necesito el silencio
-en la noche-
para juntar unas cuantas
letras, sílabas, palabras.

Necesito la oscuridad
-de esta habitación-
para correr hacia ti
y quedarme, o huir.

Necesito pensar que
-en verso libre-
puedo volar muy alto
y caer muy bajo.

Necesito 
el silencio.

Necesito
la oscuridad.

Necesito 
la poesía.

jueves, 3 de enero de 2013

Currículum vitae para un puesto temporal de persona









Solicito un puesto
temporal
de persona
-humana-
tengo experiencia 
-treinta y ocho
casi nueve años-
actitudes
inocencia 
interés 
motivación
pereza.


Solicito tengan en

cuenta
mis estudios 
-Licenciada en Filología 
existencial,
Doctorada en cervezas
y Master en canciones
melancólicas.

Solicito entrevista 
personal
me pondré mi mejor
camiseta,
tacones 
labios rojos
y diré que no
creo en Dios,
ni en la homeopatía,
que merezco este
puesto 
aunque sea 
temporal.

miércoles, 2 de enero de 2013

Propósitos para 2013











 Correr 5km
 Contar pájaros en el tendido eléctrico 
 Escribir una novela
 Tomarme todo el Cola Cao del vaso 
 Aprender francés 
 Poner en práctica grandes decisiones 
 Reírme más todavía 
 Dar pequeños pasos
 Escribir 308 poemas 
 Ver Cuarto Milenio con más frecuencia (dos al año)
 Abrir las ventanas cada mañana 
 Mirar las cosas desde varios ángulos 
 Decidir que la vida no es poca 
 Vivir como si fuera la única 
 Vivir


(Nota: Este poema ha aparecido en el último programa del año de La taberna galáctica y puedes escucharlo aquí.) 

martes, 1 de enero de 2013

Querido dosmiltrece: bienvenida


Estimado dosmiltrece:

Te escribo esta carta para darte la bienvenida. Ni que decir tiene que tu llegada supone cierto aire fresco, o al menos el impulso que necesito para creer que puedo reiniciar pero, para ser totalmente sincera, te recibo con prudencia, es decir, tendrás que ganarte mi confianza. 

Quizás no lo sepas, pero tu colega dosmildoce se ha marchado dejando mi vida como un campo plagado de minas, algunas las pisé, ni mis Converse mágicas pudieron salvarme, y te aseguro que son muy mágicas.  Otras he logrado sortearlas, aunque con tanto salto me ha quedado un tic en una pierna, pero podría decir que casi no se nota. No puedo decir que todo haya sido malo, alguna cosa buena ha habido; más que cosas, personas y animales.

Una vez que te he puesto en antecedentes, me voy a permitir hacer una serie de peticiones, sin más intención que hacerte saber lo que espero de ti; sabiendo que yo también tendré que dar algo a cambio. Comienzo, pues:
  1. Quiero muchos días de sol. Ya sé que la lluvia es necesaria, pero yo espero un año lleno de días en los que poder pasear bajo un cielo azul brillante. 
  2. Quiero menos dolores cervicales. Tendré que poner más de mi parte, lo sé, pero échame una mano.
  3. Quiero un presidente del gobierno que gobierne, y que hable inglés. Sé que te estoy pidiendo mucho.
  4. Quiero que David Bowie vuelva a dar conciertos y yo pueda verlo. Aquí te pido un esfuerzo especial. 
  5. Quiero que los corruptos vayan a la cárcel, sean del color que sean.
  6. Quiero que me salga la tortilla de patatas como a mi madre. 
  7. Quiero bailar.
  8. Quiero que me des la oportunidad de cambiar todo aquello que no me guste.
  9. Quiero que Moleskine saque una libreta edición The Ramones.
  10. Quiero que si no me gusta la gente, la pueda cambiar por un perro o un gato (este punto se podría considerar una cláusula del punto 8).
Lo he dejado en diez, no me gusta abusar, quizás podría prescindir de algún punto, pero realmente no quiero, porque el año pasado ya prescindí de demasiadas cosas, y éste voy a por todas. Sortearé tus embistes como el gato que pasea por el mueble del salón sin mover una sola figurita pero, si fuera necesario, tiraré hasta el recuerdo de Mallorca del viaje de estudios en 1988.

Ya puedes pasar, entra y ponte cómodo, tómate algo si quieres, que yo te haré tu estancia fácil si tú me la haces a mí. ¡Ah! Olvídate de dosmildoce, no me parece una buena influencia.

Atentamente,

Lola Molina.