lunes, 12 de diciembre de 2016

Isla

Aislarse del mundo para verlo mejor.

Las hojas saludan mis hombros 
y el sol camufla el invierno
                                          este calor no es normal. 

Agarrarse a la música para ver los colores estallar.

El río es más espejo 
y otra orilla estira sus brazos para tocarme
                                        como tú anoche a las 2 de la madrugada. 

Volar como el pájaro más pequeño y posarme sobre las ramas.

Nuestro corazón bombea sangre con el arrullo infinito de los días
y los violines parecen colgados de los árboles
                                         ocupando el lugar de las hojas.

Aunque no lo parezca
todo está en su lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada