domingo, 18 de noviembre de 2012

Cargando juego

Somos niños de 40 que buscamos seguir siendo niños porque no nos dejan más remedio. Una vez quisimos ser mayores, hace mucho tiempo, casi ni nos acordamos, y soñábamos cosas sobre el año 2000. En el año 2000 el futuro sería futurista, llevaríamos trajes de color papel aluminio, comeríamos en pastillas y los coches volarían. En el año 2000 la sociedad sería avanzada, las grandes enfermedades habrían sido erradicadas, tendríamos mucho tiempo para aprender y habría un idioma universal.

Somos niños de 40 que seguimos queriendo un bocadillo de Nocilla, con la única intención de seguir siendo aquellos que merendaban y así hacían tiempo para cargar un juego, pero aún hoy hay días en los que el juego no se ha cargado y no podemos jugar. 

Somos niños de 40 contra los malos, los malvados, los maléficos, contra los que nos quieren joder la vida a base de hacernos creer que no se puede aprender a desaprender, los que nos dicen que todo tiene que estar a su manera y no nos dejan colocar nuestras piezas como en el tetris, los que se niegan a aceptar que la única guerra posible es aquella en la que matas marcianos, los que se empeñan en no dejarnos mezclar peras con manzanas y hacer el zumo que más nos guste. 

Somos niños de 40 dispuestos a usar nuestros super poderes, tantos años guardados, ahora que nuestros héroes se van marchando y ya no nos quedan ni payasos, sólo nos queda paciencia, poca paciencia. 

Paciencia, pacto, pagado, impagado, paisaje, palabra, paleto, paliza, pálpito, pancarta, pandilla, pánico,  pantalla, pantomima, papamóvil, paparazzi, papeleo, paradigma, paranoia, parar. 

Parar es renunciar, renunciar es abandonar, abandonar es dejar de ser niños. Y somos niños de 40 que no paramos, no renunciamos y no abandonamos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario