sábado, 10 de noviembre de 2012

La taberna

Llegué aquí de un salto
una voz de madrugada me abrió
la puerta y me invitó a pasar
                -¡queridos cristianos!-

casi me doy la vuelta.

Alguien me puso una cerveza
en mi mano
y pensé que la barra era un
buen lugar para estar
              -y observar-.

Entonces, empezó a entrar más
gente
no parecía "populacho"
más bien gentes de todo
ser y estar
de variado existir:

músicos creative commons
oyentes de podcast
                  frikazos tecnológicos
borrachuzos
                   comedores de sushi
solteros aburridos
                   casados escapados
mujeres con voz tremendamente
sexy

tarados, pirados, exiliados
bichos humanos y personas deshumanizadas

como tu vecino del cuarto.

Brebaje en mano
elevamos nuestras jarras
y brindamos

en la taberna
por la taberna

con la gente que está
                    loca

loca por  vivir, loca por hablar,
loca por salvarse

galácticos todos
taberneros la mayoría
cohetes a punto de explotar
¡Boom!


Nota: Este poema apareció en el episodio aniversario del podcast La taberna galática, como regalo a un gran podcaster al que admiro: @rayjaen.

1 comentario: