miércoles, 28 de noviembre de 2012

De de de














Déjame 
escapar de
aquí, déjame 
decir que
el dolor no me
detiene, déjame 
decidir, dame 
un respiro, déjame 
definir mi
decorado, 
déjame 
deja
atrás 
los días 
de                                          lluvia. 

3 comentarios:

  1. Este poema( con versos atropellados ,de una o dos palabras) me transmite una urgencia vital de liberación, de escape y por tanto de esperanza a pesar de la "lluvia". El monótono imperativo tiene la fuerza de la reafirmación, de la rebelión...
    Mola ;)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teo, te voy a poner un piso, jajajajajaja.

      Gracias por comentar y por captar tan bien lo que quiero expresar:)

      Eliminar
    2. Jajajajaja, lo del piso también molaaaa!!!!
      Gracias a ti por darme la oportunidad de poder compartir.
      Aunque pueda resultar pesada me encanta comentar lo que me dicen tus pequeños/grandes/completos/incompletos poemas.
      Besos linda.
      Suerte.

      Eliminar