miércoles, 30 de octubre de 2013

360

No me acostumbro 
a esta ausencia de
sonrisas, 
calores y
ronroneos.
No me acostumbro
a la luz que 
inunda mi cama
cada noche,
para recordarme
que no estáis,
que pronto estaréis,
que seréis de nuevo
costumbre.

1 comentario:

  1. Ese giro completo
    para recuperar
    (de modo nuevo)
    el confort
    de las viejas
    costumbres:
    antiguas caricias
    renovando mimos…
    Por muchos cambios
    que hagamos
    seguimos siendo
    los mismos…

    ResponderEliminar