jueves, 31 de octubre de 2013

361

Si Ginsberg levantara 
la cabeza, calva y
llena de poemas,
pensaría que 
todo esto
no es más que una
locura, insano
propósito, demente


propuesta.

1 comentario:

  1. Con una cabeza
    así como la
    has descrito,
    nada bueno
    puede esperarse,
    por tarado
    y proscrito… :-P

    ResponderEliminar