miércoles, 26 de diciembre de 2012

Paseo con perro















En esta noche estrellada 
una luz amarilla ilumina
mis pasos, un silencio,
un coche, un sonido de patas.

En esta noche de fiesta
el vacío llena la calle
y un frío generoso, casi
agradable, toca mi cara.

En esta noche, -tan noche-
un paseo rutinario
se convierte, sin pensarlo,
en un tiempo de poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario