domingo, 9 de diciembre de 2012

Quise ser gato













Quise ser gato
para mullir tus piernas
tu barriga, tu pecho

para pegarme a tu
costado en los días 
de frío invierno

para subirme a la 
mesa esperando un 
plato de pavo fresco.

Quise ser gato
y quise ser esfinge
quise ser tu almohada

para sentir tu 
calor, pegado a tu 
cuello, ronroneaba

para esconderme en
cajones, huyendo
de viejas hadas 

para salir al
tejado, sin diseñar
mi loca escapada.

Quise ser gato 
felino esculpido
amigo eterno

quise acompañar 
tu vida, vivir tus
días, velar tus sueños. 

2 comentarios:

  1. El unico comentario que me sale ahora mismo es de felicidad, pues que sentimientos, que grandeza, que maravilla.

    Hay gente que le cuesta sacar sus ideas para construir preciosos poemas como lo dices tú, mediante las palabras que de la primera a la última es impresionantemente bella.

    Muchas gracias por compartir con nosotros esos sentimientos tan puros y tan llenos de belleza, "cojas el poema por donde lo cojas".

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, perdona que no lo respondiera antes y se me haya pasado.

      Eliminar