miércoles, 24 de abril de 2013

A traición













No duerme el que sueña despierto,
pues le tiran de los pantalones los sueños
y sólo quiere salir corriendo. 

No vive a tiempo completo,
pues la vida está hecha de fantasías
y las horas se hacen su dueño.

No se muere todo este tiempo,
pues fibrila a base de espacios
y las noches lo ponen a cubierto.

2 comentarios:

  1. El ritmo de balanceo en este poema me ha encantado, machuque mía ;-)

    ResponderEliminar