viernes, 19 de abril de 2013

Horizonte













Horizonte, no te alejes.
No te veo,
por más que cierro mis ojos 
miopes.
Si fueras una palabra
haría lo imposible
por alojarte en un poema.

Horizonte, no te vayas. 
No te siento,
a pesar de estirar mis brazos.
Si fueras mi mañana 
nadaría sin gafas,
te sentaría en mi regazo,
sin condiciones ni contrato.

5 comentarios:

  1. El horizonte es esa línea ficticia que se mueve cuando te desplazas, como nuestros sueños, que siempre se transforman, a medida que se alcanzan...

    ResponderEliminar
  2. Horizonte sin condiciones, un poema para el regazo de la comprensión.

    ResponderEliminar
  3. Inalcanzable sueño que nos mantiene en pie

    ResponderEliminar