Enredada












Enredarme a tus pies,
como quien abre un paquete de pipas 
una tarde de domingo.

Enredarme a tus piernas,
como quien sale a tomar el vermut
y vuelve a las ocho de la tarde.

Enrerdarme a tu cintura,
como quien se abraza a un árbol 
una tarde de primavera.

Enredarme a tu espalda,
para llegar a tu cabeza:
aquí me quedo. 

Comentarios

  1. Que maravillosa manera de decir enredame en ti...

    ResponderEliminar
  2. Enmadejados descubriendo rincones nuevos donde apoyar la cabeza, disfrutar del descanso, dibujar sonrisas con los pies descalzos... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enmadejados, me gusta mucho más esa palabra:)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares