sábado, 11 de mayo de 2013

Caciques















Se llenó el pueblo de caciques
con poder absoluto y absurdo.
Caciques sin pelo, con barba
y canas manchadas de vino.
El pueblo se llenó de tertulianos 
de izquierda y derecha
para hablar de toda la nada 
que les rodeaba.

Construyeron el ayuntamiento
sobre el vertedero, 
imponente como un Partenón.
Celebraron los caciques 
su triunfo miserable
sentados sobre la espalda
de todos aquellos que les votaron.
Celebraron los caciques
sentados a la mesa
con cuatro cubiertos 
el banquete que la ignorancia gobierna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada