martes, 28 de mayo de 2013

No tengo palabras















No tengo palabras.
Doscientas veces he forzado la máquina,
doscientas versiones de un alma
que cada noche brama,
que cada día se expone
a una jueza amable,
que cada día estruja 
una bayeta sin agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario