domingo, 19 de mayo de 2013

Columna de opinión



La poesía opina.
Dice que la LOMCE
es una ley sin rima,
que la religión 
debería ser suprimida,
que Maruja Torres
es una señora divina.

La poesía objeta.
No está de acuerdo 
con los señores de traje negro,
no aprueba 
el aborto controlado por ellos,
no acata 
la subida de impuestos.

La poesía se tira
de un quinto,
desenfunda la espada,
se toma el veneno.

La poesía grita
a voz rasgada 
a bolígrafo descubierto. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario