domingo, 31 de marzo de 2013

Como una tira de velcro













Me he pegado tanto a ti,
-con bolitas y restos del pasado incluidos-
que cada vez que me despego
duele como la cera fría,
como una sesión de silk-epil,
como esos días del mes.

Como un velcro
volveré a tu encuentro,
-con algunos hilos de este viaje-
porque soy tu tapón de la botella de vino,
tu tapa de jamón con queso,
el lado izquierdo de tu cama,
porque soy tu tira de velcro.

3 comentarios: