Esta silla











Esta misma silla,
del color de los árboles
-talados-,
atesora tantas dudas
y lápices caídos,
tantas horas de 
rumores,
tantas frases 
incompletas.

Esta silla me mira,
desde una distancia 
prudente,
esperando que cierre 
la puerta, que apague 
la luz, 
para dejar de ser silla.
 

  

Comentarios

  1. La silla que por arte de magia dejará de ser silla y ya no te mirará, sólo un recuerdo tuyo tendrá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo necesitaba dejar de mirarla más que ella...

      Eliminar
  2. Las cosas que dejan de existir cuando no las percibes, es tan de Berkeley... :-)

    ResponderEliminar
  3. La segunda fila... la segunda fila es un lugar seguro... :-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares