lunes, 18 de marzo de 2013

Cuando llegue la revolución











Me pondré mis mejores zapatillas
para correr delante de los cobardes.
Mis pies supinadores guiarán a un 
corazón sediento de tardes, 
hambriento de días mejores.

Cuando lleguen, porque llegarán,
pintaré mis labios de rojo,
besaré cada rincón de esta ciudad 
construida de palabras,
brindaré contigo por 
la creación, por 
la poesía, por 
la Revolución.

8 comentarios: