jueves, 28 de marzo de 2013

Desdibujada









Desdibujada en el espejo
el tiempo es tren con pasajero
despreocupado de las horas,
como taza de café que nunca se enfría.

Las vías peinan el paisaje de nuevo.
Curiosa por el resultado 
se asoma de entre las piedras,
da gusto estrenar reflejo,
da gusto nacer de nuevo.


4 comentarios:

  1. En el banco del tren me gusta observarte cuando lees, cuando tomas notas, cuando miras por la ventana, cuando no me ves, cuando me pillas...

    ResponderEliminar
  2. lo único bueno, es que las vías no acaban y cada estación es un nuevo nacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tren, el espejo, las vías, las estaciones... todos son necesarios.

      Eliminar